domingo, 24 de mayo de 2009

CARTA DE DESPEDIDA DE MARY ANNE KUNKEL

EL PASADO MES DE ABRIL REGRESO A NUESTRA ISLA MARY ANNE KUNKEL. AL PARTIR, NOS DEJO ESTA CARTA, QUE POR DESGRACIA NO A SIDO PUBLICADA EN NINGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN


Al dia de hoy 24 de Mayo de 2009

estos son las paginas que han colaborado en publicarla

gracias a todos















Como recién nombrada hija adoptiva de Gran Canaria, le ruego que, a través de su medio traslade a la sociedad grancanaria mi agradecimiento, en forma del texto que le remito. Gracias anticipadas por su deferencia.
Aprovecho la ocasión para agradecerle el despliegue de su medio para conmigo.



Volver a Gran Canaria, ha sido para mí un sueño, máxime después de muchos años, ¿cuántos?, sin duda demasiados. Pero, todo esto ahora no tiene importancia. Con su cariño y muestras de simpatía, me he sentido de nuevo en casa.

Si yo fuera mi difunto marido Günther, con su habitual sentido del humor, quizás sería capaz de hacerles sonreír, expresando todo lo que siento (todo lo que sentimos ambos) en estos momentos, tras tantos reconocimientos que, han sido muchos, pero sin su don de palabra, simplemente espero estar a la altura de las circunstancias.

Como es bien conocido, si se ha vivido en Canarias o aunque sólo se haya hecho una visita, ya nunca puedes olvidarlas. Por ese motivo, mi actual residencia Almería, fue lo más próximo que encontramos, al “temperamento” de Canarias.

Aquí vivimos nuestros años dorados, desde 1963, en que vinimos como turistas. Regresamos al siguiente año, para fijar nuestra residencia criar a nuestro hijo Tom durante más de trece años. Ambos amábamos las islas y siempre hemos seguido unidos a ellas. Disfrutábamos hablando con su gente, recorriéndolas a pie, descubriendo plantas nuevas, en lugares insospechados. Tomando nota de sus nombres vernáculos. Si no lo tenían Günther se lo ponía, porque él entendía que era necesario que todas lo tuvieran.
Un ejemplo de esto fue el descubrimiento de la Lotus kunkelii, Günther la llamó Hierva muda y en su nombre, siguió hablando y reclamando por ella.

No puedo emular a mi esposo, en cuanto a publicaciones y descubrimientos, diseñar una red de Espacios Naturales para Canarias, descubrir un nuevo género la Kunkeliella, rescatar nombres vernáculos, ayudar a conseguir Parques Nacionales, proponer plantas canarias para la jardinería, etc., etc., pero nací con un gen de dibujante y mi contribución al conocimiento de la flora canaria, se apoyó en mis propios recursos artísticos, en equipo con el poder de observación de mi esposo que, detectaba la más mínima desviación, entre mis dibujos y las plantas que dibujaba.



Ahora que todos Vds. me han colmado de distinciones, como la medalla de oro de Jardín Canario, que ambos seamos hijos adoptivos de Gran Canaria, tengamos un Parque en el Cruce de Arinaga y nuestros bustos estén en el Jardín Canario, mi regreso a Vélez Rubio, volverá a dejar aquí con Vds. otro trozo de mi (nuestro) corazón, por su generosidad, valoración de nuestra humilde obra y sobre todo, por no habernos olvidado.

Añadiré una breve reflexión: No debemos olvidar que somos parte de la naturaleza y no “a parte” de la naturaleza. Somos pues, una parte del gran conjunto, por ello aunque no lo valoremos, estamos tan en peligro de extinción, como los osos polares, el pinzón azul o simplemente la Lotus kunkeli, cuyo hábitat de Jinámar está cada vez más degradado.

Quiero desde aquí, mostrar todo mi cariño y agradecimiento al Presidente del Cabildo, D. José Miguel Pérez, igualmente al Consejero D. Juan Salvador León, por todo su apoyo y desvelos. Al personal del Cabildo, del Gobierno de Canarias, del Jardín Canario, a los Ayuntamientos, en especial al de Agüimes que, nos distinguió con un parque público, por todas las muestras de simpatía y cariño nos han demostrado.

Para terminar, todo mi recuerdo y cariño, para los amigos que, tanto nos han ayudado durante estos años, pero ¿cómo hacer un listado de todos ellos? sería imposible, me restringiré a un elogió a nuestro amigo José Julio Cabrera Mujica, geógrafo y montañero, quién con Agricio Castejón, acompañó a Günther, escalando riscos normalmente inaccesibles y con el que, durante casi cuarenta años, hemos mantenido lazos de gran amistad.

Gracias Gran Canaria, gracia,s mil gracias a todos los grancanarios.

Mary Anne Kunkel
Hija Adoptiva de Gran Canaria 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario